camelina editada

Nueva camelina editada con CRISPR que cambió de color y produjo más aceite


La camelina editada genéticamente más amarilla y con un mayor rendimiento de 21.4% es un nuevo producto de la técnica CRISPR y será clave en la producción de biocombustibles para contribuir al cuidado del ambiente.

Estas innovaciones en cultivos son muy importantes debido al cambio climático y a los esfuerzos globales para reducir las emisiones de carbono. La producción de biocombustibles a partir de cultivos no alimentarios, como la camelina, es una solución prometedora de la ciencia.

En el desarrollo de esta camelina editada con CRISPR, investigadores del Laboratorio Nacional Brookhaven del Departamento de Energía de Estados Unidos (DOE) encontraron que las semillas amarillas, en comparación con las marrones, tendrían mayor producción de aceite, por lo que buscaron el gen responsable para editarlo.

Mira cómo fue el caso de mejoramiento de la canola que resultó en mayor producción de aceite

La magia del color amarillo en la camelina editada

Los cultivos como la camelina y la canola convierten el dióxido de carbono atmosférico en aceite, aprovechando la energía solar. En ambos cultivos, las semillas de color amarillo generan plantas que producen más aceite que aquellas que vienen de semillas marrones, y esto dio pie a la investigación.

Por medio de ingeniería genética, los científicos encontraron que la proteína Transparent TT8 (Testa 8) que da color marrón a las semillas también participa en el proceso de síntesis del aceite. En ausencia de esta proteína, las semillas cambian su color de marrón a amarillo y acumulan más aceite. 

 

Ilustración de cambio de camelina editada
Representación artística del efecto de edición de las seis copias del gen TT8 en Camelina sativa. Las semillas con genes TT8 inactivados (derecha) muestran una coloración amarilla, un grosor reducido de la cubierta de la semilla y una acumulación de casi un 22 % más de aceite que las semillas de tipo salvaje (izquierda). Crédito: Valerie Lentz/Laboratorio Nacional de Brookhaven. © Proporcionado por Phys.org



Esto fue aprovechado, por el equipo para aumentar potencialmente el rendimiento en la camelina. Para lograrlo emplearon la herramienta de edición genética CRISPR para silenciar la proteína Transparent Testa 8 (TT8), una tarea nada fácil en una planta con un complejo genoma como esta. 

Impacto de la camelina editada y su mayor rendimiento

Como resultado lograron observar cambio en el color de la semilla solo en las plantas en las que se logró silenciar todas las copias del gen TT8, obteniendo también un incremento del 22% en la acumulación de aceite. Como beneficio adicional, los niveles de proteínas y almidón no se alteraron en la camelina editada.

Este un avance sorprendente y podría llevar a un aumento importante en la producción total de aceite a nivel mundial, sin sacrificar más área. El desarrollo no solo beneficiará a la industria de biocombustibles, sino que también puede tener aplicaciones en la producción de otros bioproductos. 

La capacidad de aumentar la eficiencia de este tipo de cultivos es crucial para satisfacer la demanda energética de manera sostenible, reducir la dependencia de los combustibles fósiles, y ofrecer una solución viable para la reducción de emisiones de carbono. 



Fuente: https://bit.ly/4bt94p2